Inicia sesión




Inicia sesión o crea cuenta con:

VeggieRunners en Facebook. Unete   Sigue a VeggieRunnersES en Twitter

Home Inicia sesión o Crea una cuenta
Banner
El club por dentro. Así somos (Entrevistas)

IMG-20170720-WA0013

 

Edu y Silvia son senderistas. De Valladolid.

Una vez les pregunté dónde solían entrenar en Valladolid y me dijeron que en Valladolid, Valladolid, no se puede entrenar montaña porque no hay desniveles significativos.

De todas formas, cada año se lían la manta a la cabeza y se pierden durante una temporada por aquellos lugares más allá de los 2000 metros sobre el nivel del mar, donde reina la naturaleza y no existen apenas signos de civilización, y por donde se mueven como pez en el agua.

Aprovechando que han “publicado” la aventura que hicieron el año pasado cruzando los Pirineos desde el Mediterráneo al Cantábrico “a pata”, con casi 900 kms de distancia y 40.000 metros de desnivel +, (pincha aquí para acceder a la publicación) hemos aprovechado para ver qué nos cuentan.

UDV: Hola Silvia, hola Edu. Buenos días ¿qué representa la montaña para vosotres?

Eduardo: ¡Buenos días! Para nosotros, la montaña significa, sobre todo, desconexión. El estado mental que alcanzas cuando llevas varios días andando con la mochila al hombro es una sensación muy especial; coloca tus prioridades en su sitio y le otorgas a las cosas la importancia que realmente tienen. La montaña significa desconexión de los problemas mundanos y conexión con nuestras necesidades y placeres más básicos. Cuando  te alegras porque sale el sol entre las nubes, te das cuenta de lo poco que te importa no tener un buen teléfono móvil. Hasta que vas a hacerle una foto a ese cielo tan bonito y te das cuenta de que tu móvil tiene una cámara birriosa, pero ese es otro tema.

UDV: ¿Y el Pirineo?

Silvia: Son unas montañas especiales. Es como volver a casa.

IMG-20170720-WA0015UDV: ¿Cómo llega a instalarse en la cabeza de alguien cruzarse los Pirineos andando?

Silvia: Yo tengo una guía de Prames para hacer el GR11 del año 1993. La compré con el sueño de poder recorrer la travesía completa en algún momento, del tirón… Y cuando se dieron las circunstancias favorables para hacerlo, porque nos podíamos permitir el tiempo, dinero y medios para completarlo, no lo dudamos. Tuvimos que hacer muchos cambios sobre esa guía inicial, claro, entre otras cosas porque hemos realizado la ruta sin tienda de campaña, buscando siempre pueblos, refugios guardados o albergues para dormir. En el 93, mi espalda me dejaba hacer cosas que ahora no me apetecen.

UDV: ¿Una anécdota divertida de esta aventura?

Eduardo: Cuando estábamos en el refugio de Malniu empezó a caer una tormenta descomunal de lluvia y granizo. Entró un tipo con su mochila, en pantalón corto, empapado hasta los huesos, sonriendo como si estuviera dando un paseo por el parque. “Buena tormenta te ha pillado”, le dijeron. “No es para tanto”, respondió él. “Yo soy irlandés”. Y así conocimos a Patrick, un tipo fuerte, simpático y mal hablado que nos cayó genial y que durmió en la tienda de campaña que traía porque “hacía buena noche”.

UDV: (Jajaja) Estos irlandeses…

¿Y algún momento en que pensarais “quién me mandaría a mí meterme en este fregao”?

Silvia: Momentos de “a ver si se acaba esto” muchos, pero ninguno en el que pensáramos “no tenía que estar aquí”. Esto, imagino, es como correr una carrera de montaña: En muchos momentos quieres que termine, pero no te arrepientes de estar corriendo.

UDV: ¡Buena comparación!

Lleváis una vida vegana, ¿cómo llegasteis a serlo?

Silvia: Hace algunos años recorrí la Senda de Camille por segunda vez, en esa ocasión yo sola, y en el refugio de Arlet me pusieron de cenar un cus-cus que estaba delicioso. Al volver a casa, me puse a buscar recetas y me topé con la web vegetariana.blogspot, donde leí un relato llamado “de uno en uno” que revolvió algo dentro de mí. Transmite la idea de que no importa si nuestro esfuerzo puede salvar la vida de todos los animales que sufren de forma innecesaria; pero sí cambia la vida de aquellos que salvamos. Para esos individuos, nuestro esfuerzo es importante. A partir de ahí, comencé a ver el mundo de otro modo y me resultó imposible apartar la mirada. Luego encontré el foro vegetariano y la UVE, y vi que podía llevarse una dieta (y una vida) vegana sin ningún problema, que no es nada traumático. Decidí dar el paso y Eduardo me siguió. Y desde entonces.

IMG-20170720-WA0014UDV: Durante la travesía por los Pirineos ¿cómo os organizasteis para las comidas? ¿Tuvisteis dificultades?

Eduardo: ¿Qué si tuvimos dificultades? ¿Cree en Dios el Papa? Tuvimos, tuvimos. Habíamos preguntado en todos los alojamientos que si tenían algún problema en darnos una cena vegana al hacer la reserva. “Preguntamos”, no “avisamos”, ojo. En todos nos dijeron que sin ningún problema. Pero, al llegar a ellos, en más de la mitad tuvimos que darles ideas a los cocineros porque no sabían qué prepararnos. Esto sucede sobre todo en los alojamientos de zonas turísticas; en los refugios de montaña o los hostales de pueblos menos masificados, suelen ser más profesionales y nos preparaban algo de legumbre o arroz. Pero en los sitios turísticos… Buf. Acabamos medio celiacos de tanto menú infantil, porque la mayoría recurrían a pasta blanca con tomate, cuando no a unas patatas fritas. Y odiamos la palabra “ensaladita”. Porque que te digan, después de una jornada de doce horas y tres comunicaciones previas, como nos pasó en Torla, que “quizá nos podrían preparar una ensaladita para cenar”, sienta como si te clavan un alfiler debajo de una uña, y te pone del mismo mal café.

UDV: Con vuestra experiencia en sobrevivir a las dificultades alimentarias en grandes travesías de montaña ¿Qué recomendáis a otras personas que estén pensando en calzarse unas botas y hacer una ruta montañera?

Silvia: Si van de refugio, que avisen antes de ir de si tienen algún tipo de intolerancia o si son vegetarianos, y que no se olviden de recordarlo nada más llegar… También recomendamos que se lo tomen con calma y sin preocuparse demasiado. Nosotros estuvimos 42 días de “fiesta” en total y no nos pasó nada. Durante el día nos apañábamos con bocadillos de ensalada o de lo que nos pudieran preparar, y el resto lo arreglábamos con barritas, frutos secos, fruta y las cenas. El tema de la proteína en general está sobreestimado.

UDV: Aparte de la Transpirenaica habéis hecho un montón de travesías. ¿Cuál recomendáis y por qué?

Silvia: Todas molan de algún modo y tienen algo especial. Carros, Estanys, Cavalls, la Porta, Siete Sellos, Golondrinas… Y eso sin salirnos de las rutas organizadas con refugios que se pueden encontrar y planificar con facilidad. Todas tienen un aquel, pero yo me quedo con la Senda de Camille, porque es muy variada y tienes paisajes de todo tipo, y con la Alta Ruta de los Perdidos, porque es impresionante. Y cualquier ruta que te puedas montar tú por tu cuenta, claro, porque lo bueno de Pirineos es que te permite planificar muchas rutas circulares de varios días recurriendo a refugios guardados.

IMG-20170720-WA0034UDV: ¿Qué proyectos quedan por hacer?

Eduardo: Yo quiero recorrer el Camino de Santiago francés del tirón. Silvia quiere hacer el GR10, que es como el GR11 pero por la vertiente francesa, simplificando un poco, y la HRP, la Alta Ruta Pirenaica, que es algo así como recorrer Pirineos muy por arriba. Por pedir que no quede.

UDV: Sois de Valladolid ¿Qué pasa con el “rollo” veggie por allí?

Eduardo: Tenemos muchas peñas taurinas. No, no son gente que se reúnen para beber Red Bull ni otras bebidas con taurina, no. Y en vez de actividades por los derechos de los animales, tenemos las “jornadas del lechazo”.  ¿Responde eso a tu pregunta? Pero en fin, cada vez hay más restaurantes que ofrecen alternativas vegetarianas y veganas, y eso está muy bien. También existen varios grupos muy activos en la defensa animal, pero nosotros nos relacionamos poco en general con todo el mundo y tenemos poco contacto. Silvia es un poco rancia, según dicen otros, yo no, eh. Yo soy mucho más majo, pero tengo poco tiempo y soy muy vago.

UDV: Bueno Silvia, yo no he dicho nada, eh.

¿Cómo encontrasteis a la UDV?

Eduardo: Nos apuntamos a algunas rutas de senderismo que se organizaban en el Foro Vegetariano, y conocimos a otras personas que no sólo eran también unos comelechugas, sino además unos deportistas excepcionales. Así que nos juntamos a ellos, a ver si se nos pegaba algo. Pero nada, que ni por esas.

UDV: Sabemos que os gusta la lectura. ¿Qué libro con temática montañera recomendaríais?.

Silvia: Bájame un estrella, de Miriam García, que es una preciosidad de libro. Pero las cinco estrellas se las lleva Tocando el Vacío, de Joe Simpson, no sólo por la sorprendente historia que cuenta, sino por esa sensación de “anhelo insatisfecho”, de vacío que conlleva el alpinismo, que siempre te empuja a ir más lejos, y lo que nos enseña sobre la capacidad del ser humano.

IMG-20170720-WA0033UDV: Y si tuvierais que  llevaros un libro a  la famosa isla desierta que van a parar todas las personas veganas alguna vez en su vida ¿cuál sería?

Eduardo: Eso es como preguntar si quieres más a papá o a mamá. Imagino que me llevaría un libro con muchas páginas con el que hacer fuego y señales de humo a los barcos que pasaran cerca, o también uno que se titulara “cómo sobrevivir en una isla desierta”. Porque servidor es vegano, pero práctico. Silvia se llevaría Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar (una escritora que tiene citas acerca del trato a los animales muy buenas, por cierto) y, en su defecto, se llevaría un lector de libros electrónicos con un cargador de placas solares. ¿Un único libro? ¡Qué aburrido!

UDV: Parece que la pregunta del libro en la isla desierta está un poco desfasada con los lectores de libros electrónicos, ¿no?

Y para acabar la entrevista, respondednos una pregunta que os gustaría que os hicieran y no hemos hecho.

No nos habéis preguntado que de dónde sacamos la proteína ¡Vamos, no hay entrevista a un vegeta en la que no se haga esa pregunta!

¡Tenía que salir la proteína! Pues nada, ya sabemos un poco más de esta pareja de destrozabotas que son Silvia y Edu. Solo un consejo: si un día los veis por el Pirineo, no tratéis de seguirles!!!

IMG-20170720-WA0035

 

 

Ultima actualización (Sábado 22 de Julio de 2017 19:17)

 
El club por dentro. Así somos (Entrevistas)

Hoy tenemos con nosotros a una veggierunner km 0. No porque ese sea su kilometraje semanal, sino por sus cualidades: auténtica, de calidad y cercana. Diana Alonso fue la pionera de los veggierunners en Asturias, y desde allí se ha prestado a contestar algunas preguntas para la Unión Deportiva Vegetariana.

 

UDV: ¿Qué fue antes, la veggie o la runner?

D. Fui antes veggie que corredora. En realidad no empecé a practicar ningún tipo de deporte hasta los veintitantos, y al principio sólo de forma esporádica: alguna clase en el gimnasio, un poco de pesas… Descubrí el yoga hace siete años y eso me llevó a acercarme al vegetarianismo e informarme acerca de él. No fue hasta el 2012 cuando empecé a tomarme en serio esta locura de salir a correr.

La verdad es que mirando hacia atrás sí que he recorrido un largo camino desde la niña gordita a la que se le daba fatal cualquier disciplina que intentaba (sin mucho ahínco, todo hay que decirlo) hasta la adulta a la que le gusta probar cosas nuevas y sentir el cuerpo activo, fuerte y funcional. Como ha sido un proceso gradual no soy muy consciente de ello hasta que me paro a pensarlo. O hasta que el Facebook me recuerda las fotos de hace unos años y veo lo hecha polvo que estaba a mis veinte, jajaja.

UDV: ¿Qué esperabas de la UDV? ¿Por qué te afiliaste? ¿Cumplió esas expectativas?

D. Descubrí la página de Facebook de la UDV a través de Forovegetariano y me pareció que realizaban una labor fantástica: hacer llegar a quien quisiera enterarse que ser vegetariano no está reñido con correr y ser muy bueno en ello. ¿Qué más pruebas se necesita para demostrar que se trata de una alimentación sana y equilibrada que ver la carga de esfuerzo que llevan adelante determinados veggies sin que haya consecuencias negativas de ningún tipo?

Encontré un ambiente fantástico en el grupo y muchísimo apoyo cuando más lo necesitaba, esto es, cuando empezaba a correr y no sabía cómo hacerlo. La cuota es muy asequible y quise contribuir con mi granito de arena.

Está claro que a lo largo de los años la UDV cumplió mis expectativas y muchas más.

 

UDV: ¿Asfalto o monte?

D. ¡Ambos! ¿Por qué escoger? Quiero puntualizar que mi opinión la doy desde mi perspectiva de corredora con tiempos muy discretos, que acude a las carreras con ánimo de acabarlas y que nunca ha pisado un pódium y difícilmente lo hará. Así, en mi caso lo tengo claro: el asfalto es duro y exigente mentalmente; el monte es disfrute de los sentidos pero requiere un físico potente.

Durante la época en que corría con constancia y mejoraba mis tiempos disfruté mucho las carreras de asfalto. Ahí sólo estás tú y la carretera. Y el reloj. Pasan los km y los minutos y debes valorar en cada punto cómo te encuentras, si llevas el ritmo correcto, si aguantarás así hasta el final. Resulta muy gratificante y agotador mentalmente. En mi caso llegó un punto en el que me obsesioné con los tiempos y me frustraba no bajarlos. Fueron momentos durillos que sólo solucioné (en parte) aparcando el reloj y corriendo por sensaciones.

El monte es otra historia. He participado en diversos trails por Asturias y en el Caldelas Vegan Trail, en Galicia, el primer y único evento vegano de estas características de toda España. El hecho no ir pendiente del reloj y poder caminar cuando las cosas pintan demasiado “pindias” (cuestas) me permitió descargar de presiones la cabeza, por lo que disfruté de todas y cada una de las carreras de monte en las que participé. Por contrapartida, diría que en ellas fue cuando más cuenta me di de la mala forma que tengo: es muy frustrante llegar a una pendiente y que con sólo caminar la respiración esté agitadísima y las pulsaciones se disparen como locas. Es por eso que creo que hay que estar muy fuerte para hacer una carrera de monte y hacerla bien.

En resumen y bajo mi experiencia personal, diría que asfalto para poner a prueba la mente, monte para poner a prueba el cuerpo.

UDV: ¿Fesoria o tractor?

D. Mi vena patriótica te diría que fesoria, pero sólo de pensar en el trabajo que da moverla me entra un pereza infinita, así que va a ser que me quedo con el tractor…

Fuera bromas, realmente me siento identificada con el movimiento del “tractorismo running”, iniciado por Ángel “@Contadordekm”, en el que habla de sí mismo como de un corredor duro, fiable y lento. Yo no sé si soy muy dura, pero lenta un rato. También fiable, si nos fijamos en que jamás me he tenido que retirar de una carrera y en que no me he lesionado nunca hasta ahora (toco madera). Aquí os dejo su carta fundacional por si le queréis echar un vistazo:

https://contadordekm.com/2014/01/27/tractorismo-runner-carta-fundacional/

Ah por cierto, lo de que no me he lesionado nunca creo que es una combinación de tres cosas: la primera es que corro lento, la segunda es que soy muy reservona, así que nunca hago mucho el cabra, más bien al revés, sé que no doy todo lo que podría dar porque mi cabeza me frena antes. Y la tercera es que simplemente he tenido suerte.

UDV: ¿Competir o disfrutar?

D. Hay tiempo y ocasiones para todo. Desde que tuve mi pequeña crisis con el reloj y con los ritmos reajusté un poco mi visión de este mundo. Ahora sólo participo en carreras para disfrutar. Pero cuando mis circunstancias personales me permitan retomar los entrenos con constancia sé que voy a querer competir de nuevo y que me marcaré metas nuevas y tiempos concretos.

Entiendo que todo depende de los momentos y circunstancias por los que atraviesa uno. También considero que cambiar entre ambas perspectivas a temporadas puede ser sano para la cabeza y para el cuerpo.

UDV: Siempre dispuesta a aprender, ¿qué te enseña correr?

D. Correr es una enseñanza de vida.

Cuando empecé, mi meta era “aguantar” media hora seguida sin tener que parar a caminar, algo que veía imposible ya que me congestionaba y respiraba cual fumadora asmática a los 3 minutos de reloj de empezar a trotar.

Al poco tiempo pensé en tirar la toalla, pero una conversación con una buena amiga me hizo darme cuenta de que en realidad estaba huyendo: no se te da bien correr, pero ¿lo intentas con todas tus fuerzas? ¿Entrenas lo suficiente? Hay gente que consigue correr de una forma más o menos fácil y que progresa rápidamente. A mí me cuesta mucho, no tengo una habilidad innata para ello, pero si no lo lucho, si no soy constante, ¿cómo voy a mejorar? Así que me puse manos a la obra y realicé un trabajo mental para aprender a ser constante. Ahora mismo, y gracias a esos entrenamientos que me trabajé durante muchas horas (con sol, lloviendo, con heladas…) puedo decir que alcancé puntos que nunca habría imaginado. Y aunque sé que nunca llegaré a determinados niveles, mi forma física es infinitamente mejor que hace 15 años.

UDV: Es bien sabido que para ser veggierunner no hace falta correr, de hecho tú también eres veggieyogui y veggieboxer, ¿hay algo en común en estas disciplinas tan aparentemente alejadas?

D. Bueno, aquí debo decir que no practico las tres cosas a la vez, sino que va por temporadas, según el tiempo libre del que disponga y lo que me enganche en ese momento. Empecé practicando yoga, pero hace muchísimo que no hago rutinas ni asisto a clases, así que muy veggieyogui no se me puede considerar.

Por otro lado, sí que es cierto que yoga, boxeo y correr, a simple vista, no tienen mucho en común. Como hilo de unión entre ellas se podría decir que en las tres disciplinas debes ser muy consciente de tu cuerpo y de cómo se encuentra en cada momento: el control postural es fundamental para evitar lesiones y mejorar el rendimiento. Creo que la consciencia corporal y postural es lo que más me atrae de todas ellas.

Como resumen, puedo decir que correr me ha dado disciplina mental, el yoga calma y consciencia y el boxeo disfrute y descargas brutales de adrenalina.

UDV: ¿Es alguno de estos deportes especialmente difícil para una veggierunner?

D. Desde el punto de vista nutricional, absolutamente no. Planificando de forma adecuada la ingesta necesaria para cubrir la carga de deporte que se realice, no hay mayor diferencia entre un vegetariano y uno que no lo es.

En otros aspectos sí puede resultar complicado. Pienso ahora mismo en los guantes de boxeo, que prácticamente no se fabrican con tejidos sintéticos porque no soportan bien los golpes. Hay mucho camino que recorrer en determinados aspectos y hacen falta más voces demandando alternativas.

UDV: Carlos terminaba su entrevista recordando el libro de Scott Jurek que se tradujo al castellano como Correr, comer, vivir, ¿cómo están relacionadas para ti estas tres cosas?

D. Para mí las tres cosas están íntimamente relacionadas entre sí. Correr me hace sentir viva. Alimentarme sin que otros seres deban morir o sufrir por mi causa me hace sentir más viva aún.

Desde mi perspectiva de la vida entiendo que llevar una alimentación vegetariana se trata de una cuestión de justicia. Justicia con los miles, millones de animales que son masacrados a diario, con el planeta entero, al que agotamos sistemáticamente e incluso con el resto de seres humanos que están aquí.

Correr, comer, vivir, por supuesto. Pero todos.

UDV: Disfrutar corriendo y disfrutar comiendo, ¿por qué te gusta tanto fotografiar lo que comes?

D. Sé que mi costumbre es altamente irritante para muchas personas de mi entorno, pero hacer fotos de aquellas comidas que disfruto y subir reseñas y comentarios en las redes sociales forma parte de mí ser.

Me encanta cocinar, aunque ahora apenas tengo tiempo, y sigo a muchas personas que comparten sus creaciones. Me inspiran mucho para comer más variado, así que yo hago lo mismo.

Por otro lado, quiero mostrar que se puede comer sabroso, sano y vegetariano. Muchos de mis alumnos me siguen y me comentan cosas. Incluso he recibido algún mensaje privado de gente interesada en mi alimentación y que me pregunta cositas sobre cómo cocinar ciertos alimentos. Creo que es importante normalizar nuestra condición de vegetarianos y parte de ello pasa por mostrar que no sólo de lechuga vive el veggie.

UDV: ¿Por qué enganchan los veggierunners?

D. Lo que más destaco del grupo es el ambiente en general. Hay siempre una palabra de ánimo para el que empieza, para el que se lesiona, para el que está a punto de tirar la toalla. No se emiten juicios de valor, gente que tiene unas marcas increíbles y que hace cosas asombrosas se alegra de corazón cuando consigues acabar una carrera a ritmo de tortuga. Creo que todos entendemos que correr es un desafío eminentemente mental y que luchamos contra nuestros demonios (o huimos de ellos) cuando corremos. Y eso se merece todo el respeto del mundo.

UDV: ¿Cuándo conseguiremos en Asturias tantos socios de la UDV como en Zaragoza?

D. Con toda la penita de mi corazón tengo que decir que veo ese futuro muy improbable… ¡Nos falta un Carlicos en Asturias! Es una persona maravillosa que se mueve y agrupa a su alrededor a un montón de personas.

La verdad es que ser vegetariano en Asturias va resultando cada vez más sencillo pero aún es complicado. Estamos en una comunidad con una relación pelín anómala con la comida. Aquí todo, y digo todo, se celebra comiendo y bebiendo, es algo cultural. Se come mucho y muy mal: carnes rojas, quesos, lácteos. No hay cultura de la huerta. En zonas del mediterráneo puedes encontrarte aunque sea algún entrante o incluso primeros platos que son vegetarianos sin necesidad de adaptación. Aquí eso es impensable: hasta las ensaladas llevan productos animales.

En cuanto a deportistas, hay muchísimos en Asturias e incluso con unas marcas muy buenas no siendo profesionales. Pero los vegetarianos que yo conozco no suelen practicar deporte...

Así que nada, yo por mi parte seguiré publicando fotos de comida y carreras en mi Instagram (@diana_eat_and_run para el que quiera verlo, jajajajajaja), a ver si consigo una alienación masiva de asturianos carnívoros y sedentarios. Y seguiré luchando y esperando por un futuro mejor para todos los seres vivos que habitamos este planeta.

Ultima actualización (Lunes 05 de Diciembre de 2016 09:42)

 
El club por dentro. Así somos (Entrevistas)

Entrevista a Carlos Gracia

UDV – Octubre 2016

Alguien me preguntó una vez:

-        “Si tuvieras que elegir entre Wilson Kipsang y Kenenisa Bekele quién es el mejor corredor de maratón ¿cuál elegirías?”

Y yo le contesté:

-        Ni Kipsang ni Bekele, yo me quedo con Carlos Gracia !!!

Y es que Carlos no ha batido ningún récord del mundo ni nada por estilo pero es un referente en el mundo veggierunner. Yo tengo la suerte de conocerlo hace años y os aseguro que vais a tener que correr mucho para encontrar alguien que tenga la misma pasión por el running que tiene Carlos.

Es por eso que estábamos esperando alguna excusa para hacerle una entrevista y conocer un poco más acerca de él. Y la excusa ha llegado. El ya abuelo corrió la maratón de Zaragoza el pasado mes de septiembre. Dicho así suena a algo que está bien pero que tampoco es para tirar cohetes.

Pero es que la maratón de Zaragoza de este año cumplía su 10ª edición ... y Carlos también ha corrido las 9 anteriores !!!

Es por eso que la organización de la maratón, en agradecimiento a su fidelidad, le regaló la inscripción y, al finalizarla, le entregó una placa conmemorativa, junto a otros 22 corredores que también habían conseguido participar y acabar las diez ediciones.

Y con la excusa de preguntarle por la placa con la que le han obsequiado aprovecharemos para hacerle unas cuantas preguntas más........

UDV: Dinos Carlos, ¿cómo fue lo de la placa?

CARLOS: Cuando acabe la maratón del año pasado, mande un mensaje a la organización sugiriéndoles que tuvieran algún detalle con los que habíamos corrido todas las ediciones, de la misma manera que ya lo hacían las grandes maratones. Después de este mensaje siguieron otros y al final lo conseguí.....¡¡¡tozudo que es uno!!!

 

UDV: Me consta, me consta. ¿Qué representa para ti correr?

C: Si solo me pides una palabra te diré que para mi correr es vivir. Si te puedo decir más te diría: esfuerzo, pasión, alegría, relajación, motivación, constancia, superación....y así hasta cien palabras.

 

UDV: ¿Cómo conociste la UDV?

C: Por las camisetas que llevaban Luis, Javi y Oscar en la Carrera del Ebro del año 2009, tirando del hilo contacte con Luis y de ahí hasta el infinito y más allá.

 

UDV: Cada poco tiempo tenemos noticias de un o una nueva socia en Zaragoza ¿Qué pasa en Zaragoza que hay tantas altas en la UDV?

C: Porque damos mucho mal y nos movemos mucho. Actualmente somos 22 socias/os en mañolandia y la verdad es que se nos ve en casi todas las carreras que hay por Zaragoza luciendo las veggiesetas, nos movemos en círculos afines, frecuentamos las mismas tiendas y restaurantes y estamos presentes en redes sociales. Zaragoza siempre ha tenido un buen círculo veggie y animalista.

 

UDV: Pues hablando de restaurantes, vamos a por el tópico de la alimentación. Todo el mundo dice que estás muy fuerte. Dicen las malas lenguas que es debido a que te alimentas a base de rocas. ¿Es verdad?. Y si no lo es, ¿cuál es el secreto de tu alimentación?

C: Lo primero no estoy muy fuerte, lo segundo no como rocas y lo tercero no tengo secretos en mi alimentación. Me gusta comer de todo lo que esté libre de sufrimiento animal y me gusta cocinar, así que la cuestión es alimentarse correctamente, ya sabes en su justa medida: hidratos, grasas y proteínas.

 

UDV: Me consta que eres un “cocinitas” ¿cuál es tu plato favorito?

C: Perdón, di mejor “cocinicas”. Mis platos favoritos son todo lo que lleve pasta y las legumbres de cualquier forma, aunque mi preferido es el sublime y sencillo pan con tomate, pizca de sal y un chorro de aceite de oliva virgen, y sobre todo me gusta muchísimo veganizar cualquier plato, sorprender a los carnacas y que no sepan que están comiendo.

 

UDV: Si yo te digo Iria ¿qué me contestas?

C: Mi nieta de un año. Una pasada de cría, energía sin límite y felicidad máxima. Y lo mejor es que le regalamos un carro para correr y compartimos kilómetros en las carreras que podemos.

 

UDV: Y si te digo ¿“10k Bomberos de Zaragoza?

C: Una carrera especial para mi. Llevamos cuatro años organizándola un grupo de compañeros de bomberos de Zaragoza y nosotros nos lo guisamos y nosotros nos lo comemos. El primer año corrimos 1.500 personas y este año casi hemos llegado a 4.000. A nivel personal mucho trabajo y muchos nervios para que todo salga bien. A nivel deportivo intentar hacer buena marca y pillar pódium para que se vea la veggieseta. A nivel veggie que en la llegada haya salchichas veganas para quienes quieran y este año un placer inmenso ya que 23 veggierunners estuvieron en Zaragoza compartiendo comidas, bebidas, risas y kilómetros.

 

UDV: Dime una canción que te motiva cuando corres, o que cuando la oyes te entran ganas de salir a entrenar.

C: Entrenando no corro con música ya que me gusta oír mis pisadas y todo lo que me rodea y en carrera además tengo que saber que me están pisando los talones. Otra cosa es en las salidas de las carreras, si oigo el “Carmina Burana” de Carl Off el subidón está asegurado aunque tampoco le hago ascos al “Smoke in the water” de Deed Purple.

 

UDV: Has hecho carreras de todo tipo y de todas las distancias. De todas ellas ¿cuál es la carrera que nunca olvidarás ?

C: De las 106 carreras en las que he participado desde 2007 es difícil quedarse con alguna, quizás mi primera maratón de asfalto, la maratón del Aneto, mi primer 10k con mi nieta, el Ocejón, la Caldelas, Mallorca, la Trailwalker, la MiM, en fin no sabría por cual decantarme.

 

UDV: Si tienes entre las cejas libertad.... ¿qué carrera tienes entre ceja y ceja?

C: Tres objetivos: Primero correr la maratón en todas las ciudades españolas en las que se celebre, hasta ahora la he corrido en Castellón, Donosti, Madrid, Barcelona, Sevilla y Zaragoza, me falta Valencia, Mallorca, Bilbao, Lanzarote, etc. Segundo, acabar alguna de estas en menos de 3h30’ mi MMP. Y tercero, sin duda, volver a la Caldelas Vegan Trail, la única carrera 100% vegana del país, el año pasado no conseguí acabarla y este año no pude ir por motivos personales. Quiero volver y acabarla sea cuando sea.

 

UDV: Dinos una pregunta que te gustaría que te hicieran....y la respuesta, por supuesto.

C: ¿De dónde sacáis las proteínas?

- Del mercado

 

UDV: Por último, y a modo de despedida (de la entrevista), tómate tu tiempo y descríbenos a ti mismo, explícanos quién eres.

C: Remedando el libro de Scott Jurek “ Correr, Comer, Vivir”, soy una persona orgullosa de ser vegana y que le gusta correr, amar y vivir. Nada más y nada menos.

 

Pues este es Carlos Gracia, el corredor incansable.

A partir de ahora vamos a tener que seguirle por esas maratones que tiene entre ceja y ceja y animarle para que logre esas sub 3 horas 30 minutos.

A estas alturas y habiendo leído la entrevista nadie tiene ninguna duda que lo conseguirá.

¡¡ TOZUDO QUE ES UNO !!

 

 

Ultima actualización (Lunes 05 de Diciembre de 2016 09:39)

 

LM Tres Punto Cero nos cuenta su experiencia

3

 

Trail Guara Somontano 38k 2000+. Carrera de iniciación a la larga distancia decía en la web.

Todo empezó hace unos meses cuando Tony GL Veganx nos comunicaba su intención de asistir a esta carrera y participar en la ultra trail, carrera más larga de las tres que se disputaban este sábado en Alquezar Huesca. Nosotros teníamos conocimiento de que algunos veggies correrían las diferentes disciplinas Tony GL Veganx y Javier Nuñez Garcia la ultra, Zahir Nam y Carlos Gracia Sos la Long trail y Iván Sangban y Jose Miguel la trail, pero no se nos había pasado por la cabeza participar. En Esencia me lo propuso y yo le dí como excusa para evitarla que las inscripciones estaban cerradas, ella como maña que es, insistió y usó sus recursos para conseguir dos dorsales. Ya estaba liada.

4Un bonito día amanecía en Alquezar augurio de sol y calor que nos acompañaría en esta aventura. En la salida los nervios eran evidentes pues cuando subes distancia siempre aparecen las dudas, estaré suficientemente preparado? En un rato lo sabremos.. 300 participantes en el trail que partía desde Alquezar a las 9:30 de la mañana. Comenzaba dando unas vueltas por el pueblo hasta encontrar un sendero que nos llevaba a los bonitos barrancos de esta localidad. Las aglomeraciones al principio son constantes pues el sendero es estrecho y la bajada técnica no da para adelantamientos, aquí decido pararme a cambiar el agua al canario, primer error pues nos adelantan un montón de gente y el sendero se alarga durante mucho rato cosa que nos hace ir caminando y perder mucho tiempo. Poco a poco y como podemos vamos remontando posiciones en una estrecha subida y al llegar a un tramo de pista En Esencia abre gas y tira como una bestia, yo me sorprendo pues quería ir reservando todo lo que pudiese pero en el kilometro 14 hay un corte y con tanto entretenimiento igual no llegamos así que a apretar. Después de la pista bajamos de nuevo al barranco y nos adentramos al tramo de pasarelas precioso que discurre por todo el barranco. Mis sensaciones no son muy buenas y en la subida por escaleras repletas de turistas con niños que amablemente te animan pero entorpecen tu ascenso me voy agotando y de nuevo En Esencia tira de mi para llegar con media hora de margen con el corte al avituallamiento de Alquezar, a partir de ahí tenemos ocho horas para completar el resto, nos espera Marisa la madre de En Esencia para avituallarnos de isotónica antes del siguiente tramo que será largo y caluroso con una subida constante al sol y llena de piedras que vamos ascendiendo lentamente mis sensaciones son muy malas en el avituallamiento me he tomado una pastilla de sales y seguido un gel y han hecho una mezcla horrible para mi estomago. Voy racionando el agua ya que sabemos que se alargará bastante el tramo pero el sol nos está torrando.

Ultima actualización (Domingo 16 de Octubre de 2016 16:58)

Leer más...

 
Crónicas

14517376 1121821231198972 8506891726505393117 n

TONY GL VEGANX, nos cuenta su experiencia en la Ultra Pirineu 2016.

  No soy muy de escribir crónicas, primero porque no se me da bien escribir crónicas y segundo porque soy algo vago, me voy a limitar a contar la experiencia de la carrera y nada sobre el viaje que hicimos desde mallorca Bagá con mis GRANDES comapñeros Pepe Hidalgo y Jose Mota.

Empiezo! Son las 4 de la madrugada del sábado y suena el despertador, nos levantamos todos los que estábamos en la casa, Domi, Jose, Pepe, Carlos y yo. nos ponemos la vaselina por nuestras partes nobles y zonas donde suelen haber más rozaduras, nos vestimos, desayunamos y ya salimos para Bagá, llegamos a pueblo aparcamos y nos vamos al bar de la plaza para hacer tiempo, tomar café, té, ir al baño, ya sabéis quitar algo de tensión. Y en un rato para la meta que salimos a las 7 de la mañana, entramos en la plaza desde donde empieza la carrera y en mi cabeza empiezan a haber muchas dudas sobre si estare bien para acabar, ya que en julio tuve una lesión de soleo y durante todo ese mes entrené muy poco y comiendo fatal.

Son casi las 7 y hacen la cuenta atrás para la salida, nada más salir se hace un embotellamiento brutal, así que vamos caminando hasta que se abran las calles y tengamos mas espacio para poder correr, correr de una forma controlada porque la adrenalina le dice a mi corazón que corra mas para que en la subida no coger tapón, pero mi cabeza me dice, RELÁJATE TONY QUE AUN QUEDAN MÁS DE 100 KM!!! Así que cuando salimos del pueblo empezamos a subir una cuesta de asfalto a un ritmo muy cómodo y a los pocos km llegamos ya a un camino sin asfaltar y empieza lo bueno!!! toca subir(parece mentira, pero ahora es lo que más me gusta). vamos subiendo a buen ritmo y cada vez que se abría el camino iba adelantando gente y más gente... la verdad que las primeras subidas muy bien, sin tramos muy duros, mas adelante empezarian a haber zonas con subidas de piedra que teníamos que pisar con más cuidado porque era temprano y estaba humeda la piedra y hay que tener cuidado de no patinar y mandar la carrera al garete, llegamos al primer avituallamiento, al de Rebost y cojo unos dátiles, tomo un vaso de bebida isotónica y lleno los bidones de agua, y vuelta a subir!!! ya empezamos a subir por zonas verdes camino a niu de l'aliga, la verdad que iba algo asustado porque nunca había hecho una subida con tanto desnivel, ya que en Mallorca lo máximo que tenemos son 1445 metros y no nos dejan hacer cima, Y niu de l'aliga está a 2500 metros. un poco antes de llegar a niu de l'aliga me encuentro con Carlos que es el entrenador de mis compañeros, me da ánimos y me dice que voy

Leer más...

 
Crónicas

 

Una vez me contaron la historia de 4 veggierunners y una perrilla que fueron a Carros de Foc.

Me contaron que llegaron a un refugio llamado Saboredo, en el que ser vegano era una cosa normal.

Salieron a hacer la ruta a primera hora de la mañana y se fundieron con el paisaje. Me contaron que allí no existen los kilómetros, y las distancias se miden en horas.

Que es un sitio donde la banda sonora es el ruido de las cascadas y el sonido de los ríos.

Me dijeron que más que correr tuvieron que saltar, que a veces tuvieron que subir a 4 patas unos bloques de piedra enormes, inventarse caminos entre mares de pedruscos, y que hay subidas que quitan el sentido.

Que la perrilla se bañaba en todos los lagos y ríos que encontró, y que no paraba de mover la cola.

Que descubrieron montañas… que estaban encantadas.

Y que cuando llegó la noche siguieron andando con los frontales, buscando los caminos entre ríos, rocas y árboles.

Y siguieron subiendo montañas.

Y al final me explicaron que, en medio de la noche, apagaron los frontales y descubrieron todo un circo de montaña lleno de lagos, iluminados por las estrellas y la luz de la luna.

Y que aquella noche, allí arriba sentad@s en el suelo, se dieron cuenta de lo pequeños que eran comparados con todo lo que habían recorrido.

Y que por fin llegaron al refugio y pudieron descansar un poco antes de volver a la vida cotidiana.

Pero me dijeron que, aquel día, mientras bajaban de las montañas, tod@s estaban pensando en lo mismo…..

VOLVER

 

4 veggierunners y una perrilla que fueron a Carros de Foc

  

 y una perrilla que fueron a Carros de Foc más que correr tuvieron que saltar, inventarse caminos

Ultima actualización (Jueves 21 de Julio de 2016 10:10)

 
Crónicas

 

 CRONICA Y VÍDEO de nuestra aventura por "el reino de los lagos", crónica y vídeo de nuestro particular CARROS DE FOC.
Espero que os guste y que os sirva de aliciente y motivación.

Crónica VEGGIE “CARROS DE FOC 2016”

Muchos no leeréis esta crónica, otros sí, pero yo he disfrutado de los minutos que pasé en “carros de foc” y de recordar la experiencia así que tanto si la leéis como si no aquí tenéis el resumen de mi último fin de semana:

Hace meses Eze, “el gran Eze”, corredor veggirunner catalán y conocedor del Parque Natural de Aigües Tortes propuso y animó a Tere para intentar realizar el recorrido de Carros de Foc en menos de 24 horas. ¡¡ Dicho y hecho!! - pensó Tere y entonces, con su ayuda, planificó el fin de semana. A la expedición también se animó Sergio, nuestro veggie maño más aventurero, que optó por la opción de “apoyo logístico” y excursionismo por la zona. Debo comentar que yo había estado en la zona varias veces y también, hace 19 años, estuve de refugio en refugio junto a dos compañeros de trabajo así que conocía la belleza del terreno y la dificultad técnica del mismo.

Semanas atrás le comenté a Tere que esta “paliza” no entraba en los objetivos de la temporada y por ello no la hemos preparado, en realidad era un “entreno” de calidad sin mayor pretensión que acabar la vuelta ya que al no haber entrenado desnivel y horas tenía muchas dudas antes de comenzar. Pue bien: Suena el despertados a las 04.30 horas de la mañana de un viernes, aeropuerto, desplazamiento y a 20 horas de la tarde, después de comer en Puente de Montañana llegamos por fin al refugio de Saboredo tras más de una hora de excursión.

Este refugio es el más pequeño de la ruta y tal vez el más acogedor. Estamos 2.300 metros de altitud. Cenamos una veggie cena espectacular , nos acostamos y a las 6.00 horas desayunamos. Comienza la ruta a las 06:45, “poc a poc”, comenzamos a subir un “port”, buena temperatura, todo perfecto…nos dirigimos al refugio de Colomers y después de unas horas allí estamos, seguimos, otro “port” y de camino al regufio de Restanca, ¡¡ Vaya bajadita!! – que luego hay que subir- En este tramo mi rodilla me da un aviso tipo: ¡¡ Cuidadín!! si bien va aguantando.

En el refugio hablo seriamente con Tere y decidimos cambiar el ritmo, a menos, y comentamos con Eze que el siga sólo sin esperarnos ya que le estamos ralentizando mucho y eso nos hace sentir mal. Decidimos aquí que no haríamos la vuelta entera y buscaríamos alguna alternativa.

Nos despedimos de Eze y seguimos dirección al refugio Ventosa y Calvell. A las 14:30 llegamos al nuevo refugio y desde allí tenemos la opción de volver o continuar …¡¡ continuamos!!, comienza aquí el tramo más duro, la subida al “contraix” para dirigirnos , poco a poco, hacia el refugio de Estany Llong. El paisaje espectacular, la dureza máxima, mucho calor, subimos poco a poco hasta los 2.700 metros. A Tere le cuesta respirar por eso de la altura, vamos justos de fuerzas y eso que llevamos barritas,pasas, geles…pero la ruta es muy dura y el calor sofocante .

Comenzamos la bajada, no sé si es peor la bajada o la subida; durante este tramo me caigo una vez y gracias los bastones no me doy la leche del siglo. Pasan los kilómetros poco a poco, pasan las horas, poco a poco…allí todo es poco a poco, las fuerzas se van agotando: poco a poco, como la cera de una vela. Por fin llegamos al refugio del estany Llong, son las 20:30 y aquí “comienza la fiesta”. En este punto llevamos prácticamente 13 horas y media de ruta y con pocas posibilidades de correr. Nuestra condición física y técnica no nos dan posibilidad de correr debido al perfil de la ruta. Llevamos unos 30 kilómetros y más de 4.000 metros acumulados de desnivel.

Tere me propone incluso “abandonar” pero automáticamente le dejo claro que no hay opción, no existe esa posibilidad, sí o sí hay que llegar al refugio de Saboredo, sea a la hora que sea, allí estarán Sergio y Eze, allí tenemos las mochilas, el vehículo…así que no hay alternativa…¡¡ hay que seguir!!.

Nos cambiamos de ropa, nos pertrechamos, sacamos los frontales, cenamos un bocadillo que compramos en el refugio (muy malo por cierto) y al estudiar de nuevo el mapa que me dejó Eze veo la clara posibilidad de tomar un “atajo” ; en lugar de seguir la ruta clásica decidimos pues acortar la marcha, es lo prudente por el tema del viaje de vuelta a Mallorca y además es lo prudente y sensato por nuestro cansancio. Descartada ya la vuelta completa comenzamos de nuevo la marcha con la referencia de que vamos a tardar unas 6 horas en llegar a nuestro punto de partida si todo va bien y si no nos perdemos. Desde este punto nos quedan dos ascensiones con sus pertinentes bajadas, el Portarró y el port de Ratera.

Pasan las horas, casi luna llena, “poc a poc”…coronamos Portarró, mis carreras más largas han sido de 76 kilómetros y jamás había estado más de 15 horas “en marcha” pero estoy batiendo mis propios records personales y estoy sintiendo todo aquello que me habían contado y comentado muchos amigos míos (algunos estáis leyendo la crónica) cuando finalizan pruebas de ultrafondo o ultradistancia. Cuando llevas más de 15 horas, es de noche, estás cansado y no hay fuerzas, debes tirar de lo único que te queda: “de cabeza”.

Me lo decía la gente: ¡Cuando no puedes más tiras de cabeza, no hay otra!. Y así fue. Voy esperando a Tere, ella es muy fuerte mentalmente, pero va mucho peor de fuerzas. Poco a poco seguimos y seguimos y seguimos y seguimos con el único objetivo de acabar nuestro particular “carros de foc”…seguimos y seguimos y seguimos y al final, después de una subida eterna al port de Ratera, tan solo nos quedan dos horas para llegar.

Estamos a 2500 metros de altura, son las 01:15 de la madrugada…120 minutos después aparece en la oscuridad el Refugio de Saboredo. ¨Fin de ruta.

Allí nos encontramos a Sergio que está “despierto” en el porche y se alegra de vernos “sanos y salvos”, al poco tiempo sale del refugio Eze que llevaba allí dos horas y nos ha oído llegar.

Eze hizo lo mismo que nosotros, tomó el “atajo” de seis horas, hizo bien la noche es traicionera e ir solo sin cobertura no es prudente.

Estamos cansados pero contentos y felices, todo ha ido bien, hemos disfrutados y no hay que lamentar accidentes, ni lesiones, los entrenos han dado resultado. Son las 03.05 de la madrugada, 19 horas 25 minutos de “placer” …ahora, tras 24 horas es hora de sacar conclusiones:

1ª Siempre hay que tener un plan B.

2ª En la montaña hay que extremar las precauciones, resulta que en todo el recorrido NO HAY cobertura en los móviles y por eso no me separé de Tere en todo momento.

3º Cuando crees que no hay fuerzas hay que tirar de “cabeza”, hay que seguir.

4º Para enfrentarse a una carrera o reto así hay que entrenar mucho, no hay casualidades.

5º Hay que ser prudentes y ser conscientes de dónde están los límites de cada uno.

6º Una retirada a tiempo es una victoria segura.

7º Al equiparse para pasar una noche en la alta montaña hay que hacerlo a conciencia: mapa, gps, manta térmica, comida, ropa seca, botiquín, vendas…ya que cualquier error o despiste puede provocar un problema grave.

8º La montaña sigue siendo la “mejor terapia para el alma”.

9º No hay nada mejor que “experimentar” en primera persona todas aquellas “crónicas” de “finishers” de ultras.

10º Compartir un hobbie con tu pareja es potenciar cada día el amor…

 

Podría seguir extrayendo conclusiones pero no quiero aburrir; para acabar debo comentar que nada de lo comentado hubiera sido posible sin Eze y Divina y no hubiera sido lo mismo sin la compañía de Sergio.

¡¡ Gracias amigos!!;

para acabar este ladrillo os transcribo un párrafo del libro infantil (que nos regaló Eze y Divina al finalizar la aventura) titulado: “Tina en la carros de foc, el secreto de Reino de los Lagos” (de Araceli Segarra, editorial Alpina) – CON MUY POCO, UN CORAZÓN SINCERO Y LOS OJOS BIEN ABIERTOS, UN LUGAR, CUALQUIER LUGAR, PUEDE SER MÁGICO Y SORPRENDENTE. Este es el valioso tesoro que nos llevamos del reino de los Lagos.

Ultima actualización (Miércoles 20 de Julio de 2016 16:39)

 
Crónicas

CALDELAS VEGAN TRAIL 2016

SALIDA

En Catalunya le llamamos boira pixanera. Es la niebla que te moja. Y hoy la niebla moja.

¿cuánt@s corredor@s somos? A mi me salen un@s 25 ó 26.

Llega Manuel Roldán coge el micro y hace de speaker. El mensaje es breve pero contundente:

“Buenos días.

¡¡¡ Bienvenidos a la Caldelas Vegan Trail 2016 !!!

Ha habido un cambio de última hora y van a salir unos kms de más. Váis a pasar por ríos, bosques y montañas. Váis a ver castaños centenarios. Váis a disfrutar de la naturaleza salvaje de estas tierras. Y cada 7 kms váis a tener avituallamientos totalmente veganos.

Si tenéis algún problema durante la carrera solo tenéis que llamarme.

Y nada más.

¡¡¡ Suerte a tod@s !!!

Y empieza la carrera.

Después de oir esta introducción de Manuel la verdad es que me quedo un poco acojonado.

Nada más salir ya iba en el grupo de cola con 3 corredor@s más. Decían que iba a hacer sol y, como el año pasado me dió un golpe de calor, pues a reservar fuerzas que más adelante seguro que las necesitaré.

 

EL CORTAFUEGOS (o no)

Vamos aproximándonos a la temida subida por el cortafuegos. Pero pasa el tiempo y no llega. La niebla sigue persistente y va calando poco a poco. El papel con el perfil de la carrera que llevo en el bolsillo está empapado. Las pastillas de sales que llevo en el otro bolsillo se han fundido con el agua. Todo está mojado.

Sigue pasando el tiempo y seguimos subiendo. Llevamos una hora y media y no hemos llegado al cortafuegos. Seguro que nos hemos perdido. No es normal. Con el ritmo que llevamos ya hace rato que tendríamos que haber llegado.

De golpe, entre la niebla se vislumbra la figura de un gigante.

Hostia que susto !!

Pero tranquilos, es un generador eólico….¿¿??

Suena un poco al Quijote, no?

Eso quiere decir que estamos en la cumbre y no hemos pasado por el cortafuegos. Pero vamos siguiendo las marcas de la carrera. ¿qué ha pasado? ¿qué hacemos?

Seguimos corriendo un rato por la cumbre hasta que ¡milagro! , nos encontramos un coche en mitad de la sierra. Es de la organización. Le preguntamos y nos comenta que les ha pasado a tod@s l@s corredor@s. Alguien ha cambiado los carteles más abajo y ha cruzado las carreras, pero nos dicen que hay que seguir para bajar como estaba previsto.

Dejo atrás a l@s otr@s 3 corredor@s y a partir de aquí hago el resto de carrera prácticamente solo, adelantando únicamente a otros 3 corredores. Se hacen realidad las promesas de Manuel. Bosques, ríos, cascadas, castaños gordotes. Todo verde, todo salvaje. Subidas infernales, bajadas vertiginosas.

Llego a las pasarelas del rio Mao que me llevan a Fábrica da Luz

 

A FABRICA DA LUZ (o la tortilla de patatas)

En el avituallamiento de A Fábrica da Luz veo que la única persona que hay en el puesto es Divina.

¿Divina? ¿qué hace Divina aquí?

-        Hola, ¿qué haces aquí?

-        Bueno, he venido a verte y la persona que estaba en el avituallamiento me ha dicho si podía quedarme yo al frente porque tenía que ausentarse un momento.

-        ¿Hay réflex? A este hombre le duele la rodilla. – Acabo de adelantar a un corredor que llega lesionado – .

-        No sé si hay réflex, ahora cuando venga el chico lo miramos. Pero comer algo mientras tanto.

Hay un montón de cosas para comer. Todo vegano. Pero mi mirada no puede desviarse de la tortilla de patatas. No me preguntéis qué más había en la mesa, no os lo sabría decir. Solo sé que había tortilla de patatas.

No quiero comer mucho, he mirado el perfil y ahora viene una subida que no me hace ninguna gracia. Más que una subida parece una pared. Así que como 4 trozos de tortilla y me voy para arriba.

 

LA SUBIDA (o la pared)

La subida no tiene desperdicio. Va al lado de una tubería de agua que baja casi vertical desde una antigua central. La tubería baja, yo subo. El camino…. (¿he dicho camino?)…sube derecho sin zigzagueos hasta una necrópolis y después hasta arriba de todo de la montaña, desde donde hay unas vistas privilegiadas del cañón del rio Sil. Me quito las piedras de las zapatillas mientras contemplo el paisaje y me recupero un poco.

Después, a bajar otra vez al avituallamiento de A Fábrica da Luz pasando por una antigua acequia con vistas buenísimas del rio Mao. Mientras bajo voy pensando en la tortilla de patatas. Y voy pensando que todavía debe quedar tortilla porque cuando me he ido quedaban 2 tortillas grandes y no hay mucha gente detrás mío.

Efectivamente, todavía queda tortilla de patatas. Como 3 ó 4 trozos y cruzo el rio en dirección al último avituallamiento.

A estas alturas ya no estoy para intentar no mojarme los pies, así que cruzo directamente el rio Mao metiendo los pies en el agua. La verdad es que después de cuarenta y pico kms sienta fenomenal el agua fresquita en las piernas.

 

META (o Castro Caldelas)

Subida, bosque, más subida, bajada, subida…..

Pasan los kms hasta llegar a Castro Caldelas.

10 metros antes de la meta veo a Pedro, Divina, Sejo, David….y a Diana y Faust que se han quedado un montón de horas para verme llegar.

En el arco de meta está Manuel felicitándome. Todo el mundo me felicita.

Qué subidón !! Hasta Carlos me felicita por Whatsapp !!

 

Miro el cronómetro.....13 horas.

Al cabo de un rato llega otro corredor con gps. Le pregunto cuánto le ha salido. Me enseña el peluco.....62 kms.

Jajajajaja

Pero si yo me había apuntado a una carrera de 50,5 kms !!!

Pues sí, la profecía de Manuel antes de dar la salida se ha cumplido, “van a salir unos kms de más” – decía – .

En resumen, podría habeme quedado durmiendo en casa, haberme levantado tranquilamente a desayunar, dar un paseo hasta la hora del aperitivo. Después de eso podría haber comido una buena comida y haberme pegado una buena siesta.

Pero en lugar de eso estuve en la Vegan Trail.

Y no me arrepiento.

Aunque acabara con las Saucony destrozadas !!!

GO VEGGIERUNNERS !!!

IMG-20160704-WA0000

IMG-20160626-WA0010

 

 

 
Notas de prensa

Convocatoria VI Asamblea General Ordinaria

 

Estimado socio/a.

 

 

Por la presente la Unión Deportiva Vegetariana convoca a sus socios y socias a la próxima Asamblea General que tendrá lugar el día 4 de junio de 2016 a las 13:00 h en Robleluengo (Guadalajara), justo antes de la media maratón de montaña del Ocejón.

 

Se establece el siguiente Orden del Día:

 

  • Lectura y aprobación, si procede, del acta anterior

  • Memoria de actividades de la UDV

  • Memoria económica del año y estado de cuentas

  • Estado y propuestas para vestuario

  • Propuestas para fidelización de socios y socias

  • Propuestas para la implicación de socios y socias en la Junta

  • Renovación de la página web

  • Creación de grupos locales con miembros de la UDV

  • Creación de grupo de trabajo para sección de deportes revista Vegetus (UVE)

  • Propuestas y preguntas

 

Los socios pueden remitir propuestas para ser tratadas en el orden del día de la asamblea hasta el día 27 de mayo enviando la propuesta a la cuenta del club Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla  

 

Existe la posibilidad de delegación de voto para la asamblea, para ello es necesario comunicar la intención de dicha delegación a la cuenta del club indicando la persona en la que se delegará el voto.

 

 

Ultima actualización (Sábado 21 de Mayo de 2016 22:08)

 
Crónicas

UNA TARDE DE ABRIL.

(M.U.T. - Montsec Ultra Trail )

 

Me tumbo en el suelo.

Estoy en el km 81 y hace rato que me cuesta andar. Casi no puedo mover las piernas.

15 minutos y sigo.

 

Ante mi está la subida al Montsec. La última subida importante que me queda.

Un kilómetro vertical.

Después, unos pocos kilómetros de pista rompe piernas, el último avituallamiento, y la bajada a meta situada en Àger, un pueblo de esta sierra.

 

Falta poco y yo con una “pájara”.

Tengo que gestionar esto.

15 minutos. Solo 15 minutos

***

 

Es la hora. Me levanto y empiezo a andar poco a poco.

Y poco a poco voy avanzando siguiendo las balizas de la carrera.

Poco a poco voy ganando altura y poco a poco me voy recuperando.

Sin darme cuenta, estoy a mitad de la subida.

Respiro hondo. Huele bien.

¿Alguien me puede decir por qué huele tan bien el monte en esta tarde de abril ?

Busco a mi alrededor. Debe ser la flor del boj.

 

Aprieto los puños y sigo andando hacia la cumbre.

Calculo que me debe quedar una hora hasta arriba, y una hora es lo que tardo en llegar.

Antes, rocas, paredes casi verticales, cuerdas para subir.

Llego a través de una grieta que parece el paso entre dos mundos.

En la cumbre, aire, lluvia y niebla.

El tramo de pista lo hago andando y solo corro en la última bajada que llega al avituallamiento.

 

- ¡¡¡¡ Ezeeeeeee  !!!!  

Divina no falla. Allí está esperando hace rato.

Los pocos voluntarios que quedan me aplauden a medida que me acerco.

Parece que aquí el viento y la lluvia han hecho estragos. El viento les ha doblado algún hierro de la carpa y han tenido que recogerlo todo.

Según me han dicho, ha habido un momento que los corredores que estaban en el avituallamiento han tenido que coger las patas de la carpa durante un rato para que el viento no se la llevara.

Los voluntarios me ofrecen de todo, casi hasta su vida, pero solo me como unos trozos de naranja que estaban casi flotando en una bandeja llena de agua de lluvia mientras hablo con Divina

Última bajada.

***

 

Lejos queda la caída en el km 0,3, nada más salir.

Lejos quedan los momentos místicos a las 2 de la mañana desde lo alto del Montsec observando la oscuridad en el valle y oyendo el silencio de la noche.

Lejos queda la llegada a la parte más alta del Barranc del Bosc justo cuando la débil claridad del alba penetraba por sus paredes, quedándome absolutamente paralizado ante tan grandioso espectáculo.

Lejos quedan momentos y personas como Lluis del club Ultra Lleida, al que seguí el ritmo en las primeras horas de la noche, o Carme del mismo equipo que tiró de mí en la subida a Sant Alís marcando un ritmo infernal. O como Aitor y Miquel con los que hicimos durante un montón de kilómetros un equipo indestructible.

Tod@s ell@s auténtic@s ultrarunners !!

Todo parece que sucedió hace tiempo pero en realidad ha pasado en la misma carrera que todavía estoy corriendo.

***

 

Y ahora solo me queda la bajada.

Después de tener cuidado de no resbalar por las rocas mojadas llego a la pista que lleva a meta. ¡Ahora sí parece que lo he conseguido!

Solo queda pista en bajada y la meta.

Y después de tantos kilómetros resulta que yano me cuesta correr, parece que vaya volando hacia la meta. Y me acuerdo de aquella canción de Extremoduro:

 

“Voy que ni toco el suelo

Y he espantao hasta las nubes

No sé si son tus besos

O este tripi que me sube”

 

Pero las nubes no se han ido. Sigue lloviendo. Llego al pueblo. Solo unos metros.

¡¡¡ Meta !!!

Lo he conseguido.

 

No hay música, no hay fotos, no hay espectadores, solo lluvia…..

….y Divina y mi hermano José Ramón esperándome en meta….

….Suficiente !!

***

 

Hace muchos años se abrió un círculo

Cuando yo era un quinceañero y mi hermano me metió en esto de correr.

Muchos años corriendo por estas tierras del Montsec.

Muchos años corriendo, y Divina siempre animando

Mi pasión correr, mi tierra el Montsec.

Por eso esta era mi carrera.

Divina y mi hermano no han faltado a la cita.

Y hoy se ha cerrado el círculo.

En esta tarde de Abril.

 

Montsec Salvatge

MUT rules

 

GO VEGGIERUNNERS !!!

 

12973266 612341385594786 5247520563857004272 o 12983221 612341478928110 3277138812447831627 o