VeggieRunners en Facebook. Unete   Sigue a VeggieRunnersES en Twitter

¿Quién está conectado?
Tenemos 80 invitados conectado
Home
Banner
Crónicas

alfamen

Ahí vamos con la Crónica de la I Trail Nocturna de Alfamen 12K!


El mismo día que volvemos de vacaciones la luna llena y la familia me llenan de energía y consigo el tercer puesto en esta primera edición. Todo fue risas y entusiasmo.

La carrera consistía en un recorrido circular que partía desde el pueblo recorriendo 5k por los campos de frutales y cereal hasta un barranco seco de 2,5k, volviendo hasta la villa de nuevo entre maizales, melocotoneros y viñedos.

Empecé contenta a un ritmo alegre pero tranquilo (porque en las vacaciones había habido mucha playa mucho mucho helado vegano y pocos entrenos) que poco a poco fui subiendo hasta llegar al barranco sudando y con la melena suelta (perdí el coletero apenas empezar) con lo que ya me iba ambientando en el papel de licántropa runner jejejeje. En el barranco tocaba concentrarse asegurar cada zancada y hacer piña entre el grupo de corredores que nos aislamos pq estaba lleno de rocas, arena y ramas q fácilmente podían dejar los tobillos fuera de juego, así que al grito de Rama! Roca! Agujero! Fuimos llegando al final donde el trabajo duro ya estaba hecho y no quedaba más q darlo todo hasta el arco de meta entre la calma del camino de la huerta y la luz de la luna, la carrera perfecta para desconectar y mirar el cielo ya con el camino llano y el frontal en la mano. Al llegar, de nuevo, como en otras ocasiones, la sorpresa del tercer puesto y el encuentro con las persona queridas me hacen gritar de alegría y abrazarme con todos. Una noche perfecta con una carrera perfecta. Cada día me gusta más este deporte. Por tu salud, por los animales, por el planeta, GoVegan!!!

 

 

Ultima actualización (Martes 01 de Septiembre de 2015 20:04)

 
Notas de prensa

Desde la Unión Deportiva Vegetariana queremos darles nuestra más sincera y emocionada enhorabuena a los atletas veganos que han sido capaces de realizar la hazaña de atravesar los Pirineos en bicicleta, unos 653 kilómetros con 14000 metros de desnivel acumulado y 14 puertos de montaña, muchos de ellos puertos míticos de dificultad máxima y bien conocidos por los aficionados al ciclismo y por los profesionales del Tour de Francia, como el Coll de Mente, Peyresourde, Tourmalet, Soulor-Aubisque o  Marie Blanque.


Pedro Jesús López-Toribio y Alberto Peláez, apoyados por Fran Godoy que los estuvo acompañando intermitentemente, iniciaron la aventura a las 9:00 de este sábado 1 de agosto desde Perpignan. Se tuvieron que enfrentar al frío, a la niebla y a las duras rampas. Transcurridos 350 kilómetros, Pedro tuvo que abandonar debido al extremo cansancio y la imposibilidad de asimilar alimentos. Alberto continuó solo y tras un auténtico calvario, luchando contra el sueño, las pendientes y el agotamiento, finalmente consiguió llegar a San Juan de Luz en la madrugada del lunes 3 de agosto, culminando así lo que constituye una auténtica proeza.
Durante el reto se ha conseguido recaudar dinero, que irá destinado a diferentes santuarios de animales. Las propias palabras de estos deportistas expresan el objetivo perseguido:
“Queremos demostrar que no solo es posible vivir sin alimentarse de productos animales, sino que es mucho mejor tanto física como espiritualmente.  Los veganos vivimos muy saludablemente. Primero porque vivimos con la felicidad y la alegría de que en nuestro plato no originamos horror ni muerte a todas esas vidas que cada día sufren y mueren a lo largo y ancho del mundo por miles de millones tras los muros de explotaciones y mataderos. Y segundo, por los increíbles beneficios saludables que produce una dieta vegetal.”
Felicitamos de nuevo a estos héroes, que han demostrado en la práctica con su gesta el compromiso por los animales manifestado en sus palabras.

trasnpirenaica vegan 02alberto3

traspirenaica vegan

alberto8alberto7

alberto10

alberto

Ultima actualización (Lunes 03 de Agosto de 2015 16:26)

 
Crónicas

MOCHILAS Y SUDORES: Siete días de GR11 durante una ola de calor.

 

—Oye, que dan unas temperaturas muy altas para estos días —le dije a mi chica—. ¿Estás segura de que es buen momento para hacer una ruta por la montaña?

—Bah, no será para tanto —respondió—. Total, en la montaña no hace tanto calor.

Así somos de inocentes y de pazguatos. Pero como dicen siempre en los telediarios, en verano hace calor y en invierno hace frío. Estamos en verano, así que, ¿qué podíamos esperar?

Nuestra ruta ha partido de La Guingueta, una pequeña localidad del Pirineo catalán, y ha recorrido algo más de 100 kilómetros hacia el oeste, llegando al Pirineo oscense y finalizando en el pueblecito de Parzán. Esta ruta es parte del sendero conocido como GR11, que transcurre entre el Mediterráneo y el Cantábrico a través de los Pirineos. Nuestra forma física y nuestras lesiones nos recuerdan que no podemos cargar con una mochila muy pesada o dormir en el suelo, así que aprovecharemos la red de refugios y establecimientos hoteleros en general para cenar y dormir, y así no tener que cargar con la comida, el saco y ese tipo de cosas.

—¿Y siendo vegetarianos os dan de cenar en los refugios? —te preguntarás.

—Perfectamente, ya verás. A veces incluso cenamos mejor que los demás montañeros, ya que nos preparan platos más ligeros y adecuados para el esfuerzo del día. En todas partes no teníamos más que decir que éramos veganos y ya sabían qué cocinar sin ningún problema.

—Esto último es mentira.

—Y gorda. Lee, lee, y comprobarás que lo más complicado de un vegetariano no es obtener proteína para hacer el ejercicio, sino convencer a los cocineros de que el atún y el pollo no son verduras.

Pero vamos al lío. La información de esta ruta está dividida en entradas correspondientes a cada día, más o menos. También podrás leer un relato que cuenta la experiencia desde un punto de vista más literario, que servirá como prueba de campo para un proyecto futuro. Cualquier comentario será bienvenido.

DISCLAIMER

Somos gente normal. Salimos a la montaña con las mochilas una o dos veces al año, y hacemos una ruta de senderismo algún domingo. Vamos al gimnasio un par de veces a la semana para mantener la culpabilidad y el sobrepeso a raya, y las carreras de montaña nos parecen ciencia ficción.

Esto significa que los tiempos y los datos técnicos te van a parecer de risa si eres un deportista habitual, y si eres un purista de las montañas te escandalizarás con nuestro nivel de amarquesamiento. Con estos textos vamos a aportar anécdotas curiosas y entretenidas, información sobre la zona y algo de humor, porque si haces estas actividades es para divertirte y conocer las montañas. Cuando te dejan.

 

DIA 1: LA GUINGUETA – REFUGIO E.MALLAFRÉ: ESAS DIVERTIDAS SORPRESAS

¡Alegría! Cuando llegamos a La Guingueta, donde dormiremos antes de empezar la ruta, noto una inflamación en una encía. Si es cosa del cansancio no pasará nada, pero si tengo una infección, mañana tendré que abortar la ruta, dolorido e incapaz de hacer esfuerzos. Miro a mi mochila y sólo de pensar en cargar con ella hasta el hotel ya me duele la boca.

Cenamos en el Hotel Cases, mongetes (alubias blancas) rehogadas y pasta con verduras, y pagamos (con la habitación y el desayuno) unos 90€ entre los dos, más o menos lo que vamos a pagar en los refugios. La inflamación me chafa la cena, pero al día siguiente pasa un médico por el pueblo, me confirma la infección y me receta antibióticos.

—¿Y cómo os apañasteis? ¿No teníais los refugios ya reservados cada día?

—El truco está en tener toda la información estudiada de antemano, y planificar bien la ruta para poder saltarte los planes cuando haga falta y adaptarte a los imprevistos.

 1 MEDICO EN LA GUINGUETA

La etapa nos llevaba primero a Espot y desde allí al refugio Ernest Mallafré, cerca del lago de Sant Maurici, pero salimos del médico a las 12 del mediodía con 30 grados a la sombra, así que cogemos un autobús que nos lleva a Espot y de paso nos aseguramos de encontrar la farmacia abierta, porque en La Guingueta no hay de esas cosas. ¡Ventajas de llevar toda la información a mano! Desde allí comenzamos a andar, con el fresquito del mediodía, hacia el refugio.

Parando a refrescarnos un poco, tardamos tres horas entre Espot y el refugio, que hay unos 8 km y 600 metros de desnivel positivo. El refugio es pequeño y acogedor. Tiene duchas de agua caliente y cervezas a 3€.

—¿Agua caliente? —te preguntarás— ¿Cerveza? Pero vosotros ¿a qué vais a la montaña?

—Tranquilo, que eso te lo cuento luego.

Al llegar al refugio les damos los datos de la reserva. Reservamos en todos los refugios con anterioridad, avisando de nuestra alimentación rarita para no ocasionarles un problema a la hora de las comidas. No hay que olvidar que, aunque a veces no lo parezca, nos atienden guardas de refugio, no hosteleros, y en ocasiones los suministros les llegan por helicóptero, porque no hay otra forma de acceso. Suelen preparar platos comunes para todo el mundo, y que les aparezcan para cenar celiacos, vegetarianos o similares sin avisar tiene que ser un incordio.

Ultima actualización (Martes 21 de Julio de 2015 18:43)

Leer más...

 
Notas de prensa

La Unión Deportiva Vegetariana aplaude y apoya la iniciativa Rock in Vega en Tordesillas, que pretende ofrecer una alternativa ética al desgraciadamente conocido como “Toro de la Vega”, donde un toro es perseguido y alanceado hasta la muerte por cientos de personas.


Consideramos que Rock in Vega es una alternativa estupenda para impulsar otra forma de diversión sin que se maltrate a ningún animal, que además ponga en valor las cualidades de Tordesillas y que no sea conocida por un acto tan lamentable como la tortura cruel de un animal inocente.


Desde la Unión Deportiva Vegetariana apoyamos el evento de Rock in Vega de Tordesillas y animamos a colaborar, participar y difundir, porque otra forma de divertirse sin sufrimiento animal es posible.

Más información:  http://www.rockinvega.com/

 

 

 
Crónicas

Saioa nos cuenta su experiencia en la G2-Haundiak:

G2H1Hola a todos.
Trataré en unas pocas líneas de resumir las sensaciones de esta fin de semana en la prueba g2-haundiak (88kims +6000 metros)

Era el campeonato de Euskadi de ultra trail y recorre la zona del Goierri pasando por los emblemáticos montes vascos Txíndoki y Alzkorri.


Es especial para mí ya que transcurre por zonas próximas a mi pueblo y por las que desde pequeña he realzado muchísimas excursiones y andadas con mi familia. Ha sido testigo de horas y horas de marchas y entreno s con mi pareja Álvaro.


Por esta misma zona trascurre la Ehumnnillak- 166kms +11000 metros (la herma mayor de g2) que completé en el año 2011.
No deja de sorprender el Goierri con su tiempo adverso incluso en verano. Esta primera noche con su niebla característica y un fuerte viento hacía que la sensación térmica fuera próxima a ios 5°C.


G2H2Tras la salida en Beasain a las 11h y tras unos primeros knris hasta Zaldibia, comenzamos la subida a Txindoki con frío, niebla y mucho aire, Tras coronarlo (sin esta vez alcanzar la cima), pasamos bordeando el Gamboa para descender al embalse de la zona Lizarrusti. Visión reducida a 60 metros por la niebla y e aire que te hace ir buscando las balizas una a una para no perderse y sufrir un accidente. Menos mal que el terreno no está muy húmedo.

Saliendo del avituallamiento de Lizarrusti hacia Etxegarate se hace de día y nos ofrece el precioso paisaje de bosque cerrado con multitud de colores. Una lástima que los tramos nocturnos de muchas de estas pruebas impidan observar a los corredores todo el esplendor de la naturaleza.

G2H3G2H4

A partir de este punto (km 50), las fuerzas no me empiezan a acompañar sufriendo molestias en la cadera y en los sesamoideos. Tampoco Álvaro va mucho mejor ya que me informan que viene a unas 2h 30 por detrás. Decido poner un ritmo suave que me permita acabar sin arriesgar. La falta de entreno y de fuerzas pone a cada uno en su lugar, Lejos queda ya el año 2011 con los ultras de Sobrarbe, guara somontano, Madeira, Mont-Blanc y Ehummillak todos seguidos en pocos meses.

G2H5Llegamos a la subida de Aizkorri con algo de lluvia para llegar casi casi a mi casa (Urbia). Ya solo queda ir regulando subiendo Andraitz e iniciar el descenso para casi alcanzar la meta otra vez en Beasain.

En resumidas cuentas, carrera preciosa con un gran valor sentimental para nosotros y con unos paisajes increíbles. Prueba dura sobre todo, como era en mi caso, cuando las fuerzas están más que justas. Muy contenta por acabar y por ir recuperando poco a poco sensaciones.

 

 

Ultima actualización (Miércoles 15 de Julio de 2015 23:53)