Home
Banner
Crónicas

MOCHILAS Y SUDORES: Siete días de GR11 durante una ola de calor.

 

—Oye, que dan unas temperaturas muy altas para estos días —le dije a mi chica—. ¿Estás segura de que es buen momento para hacer una ruta por la montaña?

—Bah, no será para tanto —respondió—. Total, en la montaña no hace tanto calor.

Así somos de inocentes y de pazguatos. Pero como dicen siempre en los telediarios, en verano hace calor y en invierno hace frío. Estamos en verano, así que, ¿qué podíamos esperar?

Nuestra ruta ha partido de La Guingueta, una pequeña localidad del Pirineo catalán, y ha recorrido algo más de 100 kilómetros hacia el oeste, llegando al Pirineo oscense y finalizando en el pueblecito de Parzán. Esta ruta es parte del sendero conocido como GR11, que transcurre entre el Mediterráneo y el Cantábrico a través de los Pirineos. Nuestra forma física y nuestras lesiones nos recuerdan que no podemos cargar con una mochila muy pesada o dormir en el suelo, así que aprovecharemos la red de refugios y establecimientos hoteleros en general para cenar y dormir, y así no tener que cargar con la comida, el saco y ese tipo de cosas.

—¿Y siendo vegetarianos os dan de cenar en los refugios? —te preguntarás.

—Perfectamente, ya verás. A veces incluso cenamos mejor que los demás montañeros, ya que nos preparan platos más ligeros y adecuados para el esfuerzo del día. En todas partes no teníamos más que decir que éramos veganos y ya sabían qué cocinar sin ningún problema.

—Esto último es mentira.

—Y gorda. Lee, lee, y comprobarás que lo más complicado de un vegetariano no es obtener proteína para hacer el ejercicio, sino convencer a los cocineros de que el atún y el pollo no son verduras.

Pero vamos al lío. La información de esta ruta está dividida en entradas correspondientes a cada día, más o menos. También podrás leer un relato que cuenta la experiencia desde un punto de vista más literario, que servirá como prueba de campo para un proyecto futuro. Cualquier comentario será bienvenido.

DISCLAIMER

Somos gente normal. Salimos a la montaña con las mochilas una o dos veces al año, y hacemos una ruta de senderismo algún domingo. Vamos al gimnasio un par de veces a la semana para mantener la culpabilidad y el sobrepeso a raya, y las carreras de montaña nos parecen ciencia ficción.

Esto significa que los tiempos y los datos técnicos te van a parecer de risa si eres un deportista habitual, y si eres un purista de las montañas te escandalizarás con nuestro nivel de amarquesamiento. Con estos textos vamos a aportar anécdotas curiosas y entretenidas, información sobre la zona y algo de humor, porque si haces estas actividades es para divertirte y conocer las montañas. Cuando te dejan.

 

DIA 1: LA GUINGUETA – REFUGIO E.MALLAFRÉ: ESAS DIVERTIDAS SORPRESAS

¡Alegría! Cuando llegamos a La Guingueta, donde dormiremos antes de empezar la ruta, noto una inflamación en una encía. Si es cosa del cansancio no pasará nada, pero si tengo una infección, mañana tendré que abortar la ruta, dolorido e incapaz de hacer esfuerzos. Miro a mi mochila y sólo de pensar en cargar con ella hasta el hotel ya me duele la boca.

Cenamos en el Hotel Cases, mongetes (alubias blancas) rehogadas y pasta con verduras, y pagamos (con la habitación y el desayuno) unos 90€ entre los dos, más o menos lo que vamos a pagar en los refugios. La inflamación me chafa la cena, pero al día siguiente pasa un médico por el pueblo, me confirma la infección y me receta antibióticos.

—¿Y cómo os apañasteis? ¿No teníais los refugios ya reservados cada día?

—El truco está en tener toda la información estudiada de antemano, y planificar bien la ruta para poder saltarte los planes cuando haga falta y adaptarte a los imprevistos.

 1 MEDICO EN LA GUINGUETA

La etapa nos llevaba primero a Espot y desde allí al refugio Ernest Mallafré, cerca del lago de Sant Maurici, pero salimos del médico a las 12 del mediodía con 30 grados a la sombra, así que cogemos un autobús que nos lleva a Espot y de paso nos aseguramos de encontrar la farmacia abierta, porque en La Guingueta no hay de esas cosas. ¡Ventajas de llevar toda la información a mano! Desde allí comenzamos a andar, con el fresquito del mediodía, hacia el refugio.

Parando a refrescarnos un poco, tardamos tres horas entre Espot y el refugio, que hay unos 8 km y 600 metros de desnivel positivo. El refugio es pequeño y acogedor. Tiene duchas de agua caliente y cervezas a 3€.

—¿Agua caliente? —te preguntarás— ¿Cerveza? Pero vosotros ¿a qué vais a la montaña?

—Tranquilo, que eso te lo cuento luego.

Al llegar al refugio les damos los datos de la reserva. Reservamos en todos los refugios con anterioridad, avisando de nuestra alimentación rarita para no ocasionarles un problema a la hora de las comidas. No hay que olvidar que, aunque a veces no lo parezca, nos atienden guardas de refugio, no hosteleros, y en ocasiones los suministros les llegan por helicóptero, porque no hay otra forma de acceso. Suelen preparar platos comunes para todo el mundo, y que les aparezcan para cenar celiacos, vegetarianos o similares sin avisar tiene que ser un incordio.

Ultima actualización (Martes 21 de Julio de 2015 18:43)

Leer más...

 
Notas de prensa

La Unión Deportiva Vegetariana aplaude y apoya la iniciativa Rock in Vega en Tordesillas, que pretende ofrecer una alternativa ética al desgraciadamente conocido como “Toro de la Vega”, donde un toro es perseguido y alanceado hasta la muerte por cientos de personas.


Consideramos que Rock in Vega es una alternativa estupenda para impulsar otra forma de diversión sin que se maltrate a ningún animal, que además ponga en valor las cualidades de Tordesillas y que no sea conocida por un acto tan lamentable como la tortura cruel de un animal inocente.


Desde la Unión Deportiva Vegetariana apoyamos el evento de Rock in Vega de Tordesillas y animamos a colaborar, participar y difundir, porque otra forma de divertirse sin sufrimiento animal es posible.

Más información:  http://www.rockinvega.com/

 

 

 
Crónicas

Saioa nos cuenta su experiencia en la G2-Haundiak:

G2H1Hola a todos.
Trataré en unas pocas líneas de resumir las sensaciones de esta fin de semana en la prueba g2-haundiak (88kims +6000 metros)

Era el campeonato de Euskadi de ultra trail y recorre la zona del Goierri pasando por los emblemáticos montes vascos Txíndoki y Alzkorri.


Es especial para mí ya que transcurre por zonas próximas a mi pueblo y por las que desde pequeña he realzado muchísimas excursiones y andadas con mi familia. Ha sido testigo de horas y horas de marchas y entreno s con mi pareja Álvaro.


Por esta misma zona trascurre la Ehumnnillak- 166kms +11000 metros (la herma mayor de g2) que completé en el año 2011.
No deja de sorprender el Goierri con su tiempo adverso incluso en verano. Esta primera noche con su niebla característica y un fuerte viento hacía que la sensación térmica fuera próxima a ios 5°C.


G2H2Tras la salida en Beasain a las 11h y tras unos primeros knris hasta Zaldibia, comenzamos la subida a Txindoki con frío, niebla y mucho aire, Tras coronarlo (sin esta vez alcanzar la cima), pasamos bordeando el Gamboa para descender al embalse de la zona Lizarrusti. Visión reducida a 60 metros por la niebla y e aire que te hace ir buscando las balizas una a una para no perderse y sufrir un accidente. Menos mal que el terreno no está muy húmedo.

Saliendo del avituallamiento de Lizarrusti hacia Etxegarate se hace de día y nos ofrece el precioso paisaje de bosque cerrado con multitud de colores. Una lástima que los tramos nocturnos de muchas de estas pruebas impidan observar a los corredores todo el esplendor de la naturaleza.

G2H3G2H4

A partir de este punto (km 50), las fuerzas no me empiezan a acompañar sufriendo molestias en la cadera y en los sesamoideos. Tampoco Álvaro va mucho mejor ya que me informan que viene a unas 2h 30 por detrás. Decido poner un ritmo suave que me permita acabar sin arriesgar. La falta de entreno y de fuerzas pone a cada uno en su lugar, Lejos queda ya el año 2011 con los ultras de Sobrarbe, guara somontano, Madeira, Mont-Blanc y Ehummillak todos seguidos en pocos meses.

G2H5Llegamos a la subida de Aizkorri con algo de lluvia para llegar casi casi a mi casa (Urbia). Ya solo queda ir regulando subiendo Andraitz e iniciar el descenso para casi alcanzar la meta otra vez en Beasain.

En resumidas cuentas, carrera preciosa con un gran valor sentimental para nosotros y con unos paisajes increíbles. Prueba dura sobre todo, como era en mi caso, cuando las fuerzas están más que justas. Muy contenta por acabar y por ir recuperando poco a poco sensaciones.

 

 

Ultima actualización (Miércoles 15 de Julio de 2015 23:53)

 
Quienes Somos

Ramón, el fotografo más dicharachero del club, además de fotos hace unos videos 10.

Con motivo de la primera carrera vegana del país, la Caldelas Vegan Trail se marcó este vídeo donde refleja el espíritu de nuestro equipo.

 

 

 
Crónicas

La carrera empezó tarde a las 11.45... y casi me duermo! Porque me había levantado temprano para despedir al resto de Veggies, valientes y orgullosos q marchaban antes para hacer las carreras de 45K 21K y la andaina de 21K. Así que a toda prisa nuestras queridas Di Ponsa, Carmen Méndez y Silvia que estaban a cargo del avituallamiento del km 30 de la Castiñeira me vieron salir corriendo hacia el pueblo como si no llegara al cole. Una vez ahí aun tuve tiempo de hablar un poquito con nuestro anfitrión y creador del trazado Manuel Rolán Díaz y calentar regalándome la vista por las calles de Castro Caldelas y sus espléndidas vistas desde el castillo. Mente y cuerpo preparados retorné mis pasos hacia la linea de meta donde el grupo de corredores ya estaban dispuestos, cuando de repente, como una punzada siento q he olvidado algo... El chip!! No pasa nada, Manuel en un abrir y cerrar de ojos me deja otro, lo ato a la zapatilla y empieza la carrera. No sé que fue, pero la euforia de los días q llevábamos compartiendo me hace salir con fuerza y salgo volando detrás de uno de los hombres q participaban en esta prueba, subo volando el empedrado y las escaleras y al coronar me encuentro con mi maestro Carlos Gracia Sos, cambiamos unas palabras de ánimo y sigo a toda mecha pues justo me acababa de adelantar otro muchacho y yo no podía parar!! Sigo a buen ritmo, me siento cómoda y persigo las marcas del camino como si no hubiera un mañana, supero una mujer, es Tere Prior Morcillo ganadora de la de 45k! Ella es la me reconoce y grita mi nombre, me vengo arriba, justo en el momento en el q estaba bajando el ritmo, sonrío y yo también grito alegremente: Campeona! En ese momento sé que voy a ganar q nada me va a parar y acelero, acelero y siento q vuelo, abro los brazos para no perder el equilibrio en la siguiente curva de bajada y veo a los dos chicos q antes me habían pasado, en ese momento soy feliz, ligera, soy viento

c1El camino se estrecha y se vuelve más técnico con un suelo difícil, lleno de piedras grandes y ocultas, una senda estrecha amurallada por zarzas y ortigas, me concentro y bajo el ritmo, ahí siento q alguien me alcanza, Elena (q se llevó el segundo puesto) ella fue mi rival. Adelanto varios participantes de la andaina, saludo y agradezco el paso a todos ellos. El suelo se vuelve charca cruzamos un riachelo y meto los dos pies en el agua, la familia q estaba cruzando por las piedras alucina y nos saludamos, aquí hemos venido a jugar y como dice Sergio Moreno Palacios, al agua con los dos pies a la primera!! La senda se transforma el camino se abre y aprieto, en ese momento veo una marca junto a un desvío del camino y sin pensar tuerzo, Elena me adelanta y me grita q no es por ahí! Vuelvo y la sigo, va deprisa. Cruzamos una carretera, adelantamos algunos andarines nos damos ánimos y llegamos a la parte final encabezado por unas piscinas; Tengo a Elena controlada, conecto una de las duchas, me mojo entera y sigo a tope riéndome sola pq no sé si las gotas q me nublan la vista están en el cristal de las gafas o lloro de alegría

Entramos en el camino q bordea el río, precioso, tranquilo, alcanzo a Elena y voy justo detrás de ella, creo q pisamos en los mismos sitios, baja el ritmo pero no puedo adelantarla, el camino es muy estrecho, cojo fuelle y me reservo para la cuesta final. Salimos de la senda cruzamos un puente y aprovecho para pasarla, ahí meto gas y subo lo más rápido q puedo, Elena no renuncia pero sé q está cansándose, como yo. Comienza la subida más dura, los pies se me hunden en el suelo y sigo subiendo agarrándome a los árboles, pienso en mi perra, tan feliz en el bosque! Y sigo a pesar del cansancio, llegamos a un breve desnivel más suave, camino buscando el aliento y Elena me pasa, no puedo permitirlo! Ya estamos cerca! Corro y la supero pero mis piernas se paran, sigo andando y me vuelve a pasar, el orgullo Veggie aparece con fuerza rompo a correr y animo a Elena a seguir mientras adelanto de nuevo, estamos cerca. Pasamos por un avituallamiento de agua q no es para esta carrera pero tal y como vamos nos viene de lujo, Elena toma un acuarius y yo me remojo entera con agua sin parar, ya estamos en el final y a Elena el esfuerzo le pasa factura camino todo lo rápido q puedo por esa cuesta tan empinada y me pasa el tercer hombre ( tercer puesto masculino) me engancho a su ritmo, el bosque desaparece y de repente estoy en la calle de hormigón del pueblo, vuelve el sol a mi cara hago el último esfuerzo y dejo atrás la cuesta, la gente me anima vuelvo a correr lo más deprisa q puedo y cruzo el arco de meta con los brazo en alto y las manos diciendo victoria Grito de alegría, veo a Manuel, soy muy feliz!!!!!! Primer puesto femenino y 4 absoluto en la carrera de 6K en la I Caldelas Vegan Trail Go Vegaaaaaaaan!